Videos

Revive la última prédica, o busca en nuestro archivo

La manera en que las personas llegamos a conocer de Cristo es tan diversa que me atrevo a decir que cada uno de nosotros tenemos una huella digital espiritual, es decir esa experiencia es única y probablemente no hay otra igual.

Podemos decir que la experiencia con Jesús es única en cada persona.

Por eso vemos en los relatos del evangelio a una mujer enferma que toca su manto y Jesús se detiene a hablar con ella, un ciego que estaba abandonado y nadie lo quería Jesús se detiene lo manda a llamar y lo escucha, estando él al lado de un ladrón en la cruz le promete que estaría con él hoy mismo en el paraíso.

Esta actitud del maestro era lo más hermoso que podía pasarles a las personas y no solo eso era lo que hacía a Jesús irresistible.

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga." Mateo 11:28-30 (RVR1960)

Jesús toma nuestras cargas y nos ayuda de forma individual, el mismo se ocupa y se comunica con nosotros. Es por eso que cuando una persona se acerca a Dios comienza a experimentar algo que le llevará al conocimiento de Cristo.

Cristo toma nuestra carga y la quita de nosotros y nos pone a cambio su yugo, lo que yo entiendo es que tú y Jesús van ahora a llevar esa carga juntos, el principio es el mismo que vemos en una yunta de bueyes, donde dos animales, uno a la derecha y otro a la izquierda se reparten el peso y así lo pueden llevar más fácilmente.

Esta es una relación especial y única que se entabla y aunque los demás no entiendan lo que está pasando, esto es así porque cada uno de nosotros somos distintos.

La vida con Cristo es mucho mejor, esa misma experiencia tenía el apóstol Pablo que decía:

"Todo lo puedo en Cristo que me fortalece." Filipenses 4:13 (RVR1960)

Es decir nosotros con Cristo podemos llevar adelante nuestra vida y eso es porque no estamos solos, él mismo personalmente va con nosotros. ¿No es esto maravilloso? a mí me alienta mucho el experimentarlo y saberlo.

Por esta razón quiero llevarle hoy a la siguiente reflexión: debemos saber que no todas las personas experimentarán el encuentro con Jesús de la misma forma y eso, los que ya conocemos a Jesús debemos saberlo, ya que muchas veces pensamos que debe ser en la misma forma que ocurrió con nosotros y esto no es así, recordemos es una experiencia única.

De ahora en más, imagina que cuando le hables a una persona de Jesús y esa persona comienza a abrir su corazón comenzarán a ocurrir cosas únicas y que nos van a mostrar las miles de formas en que Dios puede obrar en cada vida.#

Contáctanos

- Like us -

 

Facebook

 

Artículos