Artículos

Archivo de los Boletines quincenales

Siempre me ha gustado el Salmo 37… ¡completito! Lo encuentro alentador, pacífico, esperanzador.

“Encomienda a Jehová tu camino y confía en Él, y Él hará” menciona en uno de sus versículos. Y creo que es una palabra que todos los hijos de Dios mencionamos, recomendamos a otros pero que principalmente, creemos.

Días pasados, atravesando una situación personal delicada, me dije una y mil veces a mi misma este pasaje, -“Él hará, Él hará!”- Me lo repetía, dándome aliento y fuerzas para atravesar este valle de sombra.

Pero una mañana, meditando en lo que continuaba del texto leí lo siguiente:

“Guarda silencio ante Jehová, y espera en él.” Salmo 37: 7 (b, énfasis añadido)

Me detuve frente a un espejo espiritual y observé mi propio panorama: un valle de sombra, una mujer dispuesta a encomendar su camino a Dios, una mujer capaz de confiar, pero al mismo tiempo, incapaz de cumplir algo tan simple, como este consejo del salmista: hacer silencio ante Jehová.

Comprendí que llevaba días y días de monólogos redundantes ante la presencia del Señor presentando una y otra vez lo mismo.

Así que me decidí por el silencio, y esto no fue dejar de orar, o de estar en su presencia, fue silenciar aquella oración repetida de lo que necesitaba y ocupar mis palabras y mi voz en alabanza, le canté, le adoré, disfruté de ratos con Él en silencio de la situación pero en voz activa de su alabanza. Fue acostarme en su regazo, y disfrutar de su abrazo y su cuidado…

Y cuando el tiempo pasó, y el valle de sombra se acabó, comprendí que mientras silenciaba mi problema y esperaba en Él disfrutando de su compañía, tal y como lo prometió en un principio; ¡ya había hecho!

Entonces dejé atrás aquella situación dolorosa con la bendición no sólo del testimonio de Dios y su obrar maravilloso, sino también con el privilegio de haber pasado días plenos en su presencia, disfrutando de su perfume y de su amoroso abrazo.

“Pero la salvación de los justos es de Jehová,

Y él es su fortaleza en el tiempo de la angustia.

40 Jehová los ayudará y los librará;

Los libertará de los impíos, y los salvará,

Por cuanto en él esperaron.”

Salmo 37: 39 y 40

Contáctanos

- Like us -

 

Facebook

 

Artículos

Newsletter

Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe nuestras noticias y boletines directamente en tu email.

Al suscribirte aceptas los términos y condiciones de nuestras políticas de privacidad.

Políticas de privacidad (Datenschutzerklärung)

Términos y Condiciones
Gracias por suscribirte.